A Dios dad gracias dad honor

 

A Dios dad gracias, dad honor

Y gloria en las alturas:

Pues sabio y grande protector,

Bendice a sus criaturas,

Con fuerte y buena voluntad

Remedia la necesidad

Y alivia las tristuras.

 

Dios, Padre, dámoste loor

Pues grande es tu clemencia:

Es infinito tu amor,

Sin límites tu ciencia.

Tu voluntad se ha de cumplir:

Enséñanos a bendecir

Tu sabia providencia.

 

¡Oh Jesucristo, Salvador

De los que están perdidos

Del Padre eterno resplandor,

Luz de los redimidos,

Cordero santo, Redentor,

En nuestra muerte ampáranos,

¡Y salva a tus ungidos!

 

¡Oh Santo Espíritu de Dios!

Con tu eficaz consuelo

En dura lid defiéndenos

Cual padre al pequeñuelo.

Por la pasión y amarga cruz

De Cristo nuestro bien y luz,

Elévanos al cielo. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *