Alma bendice

 

 

Alma, bendice al Señor,

Rey potente de gloria!

De sus mercedes esté‚

viva en ti la memoria.

Oh, despertad

arpa y salterio! Entonad

himnos de honor y victoria!

 

 

Alma, bendice al Señor,

que los orbes gobierna

y que en sus alas te lleva

cual águila tierna.

El te guardó

como mejor le agradó:

No ves su mano paterna?

 

 

Alma, bendice al Señor,

de tu vida la fuente,

que te creó y en salud

te sostiene clemente.

Tu defensor

en todo trance y dolor.

Su diestra es omnipotente!

 

 

Alma, bendice al Señor,

que prospera tu estado

y beneficios sin fin

sobre ti ha derramado.

Piensa que es El

rico, potente y muy fiel,

como mil pruebas te ha dado.

 

 

Alma, bendice al Señor

y su amor infinito!

Con todo el pueblo de Dios

su alabanza repito:

Dios, mi salud,

de todo bien plenitud,

seas por siempre bendito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *