Roca de los siglos, Tú

 

 

Roca de los siglos, Tú

Fuiste herida, sí, por mí;

Anhelando la salud,

Yo me escondo, Cristo, en Ti;

De la irá sálvame,

De mis culpas. láyame.

 

Aunque fuere siempre fiel

Y llorare sin cesar,

Del pecado no podré

Justificación lograr;

Ningún precio traigo a Ti,

Mas tu cruz es para mi.

 

Mientras tenga que vivir

En el valle mundanal,

Cuando tenga que subir

A tu augusto tribunal,

Cúbreme de tu piedad,

¡ Roca de la eternidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *